14 de octubre 2019 - N°43

EDITORIAL:

UNA MUESTRA QUE OMITE ASUNTOS CENTRALES EN MATERIA DE GENERACIÓN Y GESTIÓN DE RESIDUOS Y DONDE EL PLÁSTICO ES DEMONIZADO

               Hasta el 18 de octubre es posible visitar en la Casa Central del Banco de la República Oriental del Uruguay - BROU en la Ciudad Vieja de Montevideo, una muestra de residuos básicamente plásticos recogidos en el Océano Pacífico y la costa de Hawái. En el marco de esta iniciativa y a partir de materiales de desecho local que también incluye la muestra -como por ejemplo botellas de agua de mesa- se realizan visitas guiadas a grupos de personas y charlas de investigadores locales pertenecientes al Centro Universitario Regional Este - CURE de la Universidad de la República del Uruguay - Udelar. Esta muestra, originaria del Museo de Diseño de Zurich (Suiza) ha recorrido más de 20 países de diversos continentes. A nivel local recibió el apoyo de numerosos organismos públicos, de algunos privados, y de un importante número de medios de comunicación que han asegurado el éxito de la cobertura periodística.

              Tanto la muestra, el relato de las personas guías y las charlas académicas, se realizan en el marco de la información,trasmisión de conocimientos y sobretodo sensibilización ambiental, haciendo hincapié en la importancia de no generar residuos mediante una serie de buenas conductas tales como evitar la compra de objetos de un solo uso, clasificar residuos y disponer los envases y otros desechos en los lugares pertinentes a los efectos de que ellos sean reusados, reciclados, etcétera.
              El impacto de la muestra parecería ser fantástico. ¿Realmente lo es? Más allá de dar respuesta a esta pregunta vamos a analizar los puntos que consideramos esenciales.

  1. La muestra demoniza a los plásticos, no a ningún otro material, por más que algunos de estos otros también puedan ser contaminantes y hasta tóxicos en su fase de producción, distribución, consumo y disposición final. En tal sentido la muestra peca en demasía de subjetividad y ofrece una visión flechada en materia de problemas.

  2. Nunca el responsable de un problema de gestión de residuos puede ser un material, pero se lo presenta como que lo es, desvirtuando el análisis ya desde su inicio. Si se produce, comercializa, consume y se dispone algo, es obvio que están presentes una serie de actividades humanas que implican comportamientos y responsabilidades, con los consiguientes intereses particulares y grupales, los que además son muy diferentes.

  3. Está en la tapa del libro ambientalista que la contaminación de un producto debe ser medido "de la cuna a la tumba", o sea desde la extracción de la materia prima para su elaboración hasta su disposición final, pasando por las fases de fabricación, transporte, almacenamiento, comercialización y consumo. Entonces no se debería decir así a la ligera que es "mejor" una botella de vidrio que una de plástico", porque eso depende de varios factores y omitirlos es no educar.

  4. Tenemos derecho a sospechar de que no se trata de mera ignorancia, sino de un interés específico el hecho de omitir que el verdadero flagelo ambiental en materia de envases radica en que este sea descartable, no importa si él es de vidrio, plástico, metal o de una mezcla de materiales.

  5. Es injusto y reprobable responsabilizar a todos por igual del problema de los residuos, el consumidor en general no tiene chance de elegir, y eso cada vez menos. Por detrás del problema de la basura está el triunfo de la industria, la que ha logrado abaratar los costos de los envases como para poder cargarlo/traspasarlo al consumidor sin que este lo sienta y por tanto no le duela en absoluto en el fondo de su bolsillo. Quien lo sufre es el ambiente todo y en particular los servicios municipales de recolección, que deben afrontar cada vez más un creciente, variado y disperso número de residuos.

  6. La generación de residuos no va a disminuir si no se comienza por eliminar masivamente el envase descartable y en paralelo se fiscaliza masivamente para sancionar a quienes desechan residuos donde no se debe. Si hacer esto se considera imposible, entonces también será imposible comenzar a solucionar el problema.

A modo de final

              Está muy bien todo lo que sea informar y sensibilizar, pero luego de décadas debemos convencernos de que esta triste realidad no se arreglará solo con promover buenos hábitos y apelar a la voluntad de cada uno, eso ha fracasado. Estamos completamente de acuerdo con lo que expresa la joven sueca Greta Thunberg respecto al cambio climático, cosa que hacemos extensiva al tema residuos: son los gobiernos y las empresas los responsables del problema, de sus comportamientos depende la solución. ¡¡¡Basta de culpar a inocentes y cargar de pesadas mochilas ambientales a nuestros niños!!!




                                              


NOTICIAS:

PUBLICACIONES DEL CUI
NUEVO CALENDARIO: JULIO 2019 – JUNIO 2020


AMARGA HISTORIA

                            Es esta una amarga historia/
                            no del todo revelada,/
                            una tierra envenenada/
                            nos reclama indagatoria./
                            Minas que guardan memoria/
                            de humillante esclavitud,/
                            océanos sin salud,/
                            invasión de basurales,/
                            agrotóxicos mortales/
                            y el aire sin su virtud.


                            

        Esta y otras publicaciones recientes del CUI sobre el tema residuos son comercializadas por personas en el marco del Programa de Reutilización de Yerba, las que reciben el total del dinero producto de la venta. Se pueden adquirir los días martes y jueves, de 10 a 15 horas en la entrada al Palacio Municipal por calle Soriano. También se comercializan en la Tienda de Economía Solidaria, 25 de mayo 687 casi Juncal, de lunes a viernes de 10 a 17 horas. Su valor: $ 120







SUMATE A NUESTRO FACEBOOK: COMPOSTAJE CON LOMBRICES