21 DE SETIEMBRE DE 2016 - N°15

EDITORIAL:EL GOBIERNO DEBERÍA CREAR UN EMPRESA PÚBLICA PARA GESTIONAR LOS RESIDUOS, NO HACERLO ES POLÍTICAMENTE TIMORATO Y CONSERVADOR.



El gobierno nacional, juntos a los departamentales y los municipios debería comenzar a dar los pasos necesarios para crear una empresa pública que recupere a través de circuitos limpios todo tipo de residuos, de cualquier procedencia. El Estado tiene todo para hacerlo, espacios físicos para acopiar objetos y materiales, funcionarios técnicos y no técnicos, recursos financieros, y sobretodo una importante cantidad de residuos que él mismo genera, además de los que los gobiernos departamentales tienen como cometido recoger.

Debemos continuar por el camino en el cual el Estado uruguayo tiene una larga y rica experiencia de gestión pública, la que por otra parte ha contribuido significativamente en alcanzar una sociedad menos desigual y con mayor cohesión social que otros países subdesarrollados altamente dependientes. Nadie debería dudar de lo importante que ha sido y es para el Uruguay la presencia de empresas públicas como ANCAP, ANTEL, BROU, BSE, OSE y UTE. Entonces, por qué no crear una empresa pública para la gestión de residuos, ella permitiría cosas relevantes, como por ejemplo:

  • Competir con la voracidad de los monopolios y oligopolios privados que comercializan materiales recuperados.

  • Combatir el contrabando de objetos y materiales desechados.

  • Transparentar y transformar la intermediación de la cadena de residuos, altamente informal en su base y perpetuadora de exclusión social.

  • Blanquear y dar garantías sanitarias a la cría y comercialización de cerdos.

  • Comprar y comercializar residuos que por no tener mercado interno culminan en la basura.

  • Generar empleo para población vulnerable, no sólo clasificadores.

  • Dar protección social efectiva, completa y masiva a los clasificadores de residuos, cambiando sustancialmente las condiciones de trabajo tanto de las personas que trabajan en la calle, ya sea con carro tirado o no por caballos, así como los que desarrollan tareas en los vertederos o rellenos públicos de basura, algo que ocurre en casi todos los departamentos del país.



Corresponde aclarar que no sé trata de formalizar a los clasificadores como empleados públicos, no es esa la propuesta que hoy presentamos.

El gobierno del Frente Amplio no debería comportarse de modo timorato y conservador en este aspecto. Por otra parte, entendemos que las fuerzas sociales deberían reclamar la creación de una empresa pública para los residuos, puesto que no hay ningún argumento mínimamente válido como para no hacerlo y es algo que permitiría obtener ganancias públicas, siempre muy necesarias para múltiples fines.

NOTICIAS

El pasado 13 de julio, con la presencia de más de 70 personas, tuvo lugar en la Sala Dorada de la Intendencia de Montevideo (IM) el cierre de SUELOS SALUDABLES, una iniciativa que permitió colocar en centros educativos y otras instituciones, un total de 60 vermicomposteras (composteras con lombrices eisenia fétida). Este trabajo se realizó mediante un convenio entre el Centro Uruguay Independiente - CUI y el Equipo Técnico de Educación Ambiental - ETEA, perteneciente al Departamento de Desarrollo Ambiental de la IM. Participó de la actividad de cierre, Yerbalito, una especie de gaucho urbano, criador de lombrices, promotor del compostaje y el reciclaje, y "decidor de décimas".